viernes, 19 de agosto de 2011

CMSP imparte pláticas sobre drogadicción y bullying


Jóvenes universitarios y vecinos de la colonia Napaná participan en acciones de prevención del delito

Pichucalco, Chiapas.-El Consejo Municipal de Seguridad Pública llevó a cabo pláticas sobre drogadicción y bullying con jóvenes universitarios y vecinos de la colonia Napaná como parte del programa de prevención del delito de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

La Secretaria Ejecutiva del CMSP Ruth Karina Escobar Fuentevilla informó que de acuerdo a los lineamientos establecidos por el Consejo Municipal, se realizan diversas actividades de prevención del delito en centros educativos y colonias de esta cabecera municipal.

Estas pláticas fueron dirigidas a estudiantes de la UNACH Campus VII y jóvenes de la colonia Napaná a quienes se les explicó las consecuencias de la drogadicción y bullying a fin de que hagan conciencia para evitar caer en este tipo de conductas que dañan la sana convivencia y armonía familiar.

El Psicólogo del Centro Especializado para la Prevención y Tratamiento en Adicciones (CENTRA) Jonatán Alberto Prado Hernández detalló los conceptos de drogadicción y bullying como conductas antisociales que han sido adoptadas entre los jóvenes como sector vulnerable de nuestra sociedad.

Esta plática se definieron aspectos de cómo identificar a una persona drogadicta destacando aspectos como cambios repentinos de personalidad y exceso del mal humor, alejamiento de la compañía de personas, pérdida de interés de actividades favoritas, ojos enrojecidos, acentuadas alteraciones en el apetito, falta de motivación, incapacidad para cumplir con las responsabilidades, cambios en los hábitos de higiene y aspecto físico, depresión emocional, aspecto somnoliento, excesivo dolor de cabeza y lenguaje incoherente.

Asimismo uno de los principales riesgos de ser drogadicto son los problemas sociales, familiares y de salud que si no se tratan o detectan a tiempo la mayoría de los casos terminan en desenlace fatal.

Otra de las conductas antisociales adoptadas por jóvenes en su mayoría de nivel segundaria y bachillerato es el “Bullying” como una forma de actitud agresiva, intencionada y repetida que ocurre sin motivación evidente, adoptadas por uno o más estudiantes contra uno u otros.

La víctima sufre calada en la mayoría de los casos, el maltrato intimidatorio le hará sentir dolor, angustia, miedo, a tal punto que en algunos casos, puede llevarle a consecuencias devastadoras como el suicidio.

Los integrantes del consejo municipal de Seguridad Pública exhortaron a los jóvenes presentes evitar este fenómeno y conductas en la comunidad y centros escolares.

La ayuda y la compresión en el hogar, en la familia, son fundamentales para cualquier que quiera hacer frente a este tipo de conductas en perjuicio de la sociedad.